Glenn Hughes 
Nota publicada por la revista Music Shop, de agosto año 1997, 
número 16 y realizada por Marcelo Roascio.

 Luego de su paso por Deep Purple, Hughes entra en un largo cono de sombra debido a su adicción a las drogas. Después de varias participaciones erráticas junto a Gary Moore, Pat Thrall y Black Sabbath vuelve, ya rehabilitado, con una fuerte carrera solista que en esta oportunidad lo trae hasta nuestras costas.

 -El disco que llegó a las bateas en Argentina es "Feel" de 1995, ¿Qué podés contarnos a cerca de él?

-Tiene distintos estilos de música. La gente que me conoce sabe que existe en mí algo más que lo que hacía con Deep Purple. Por lo general no me quedo con un solo estilo musical. Me gusta tener algo de funk, de soul, de jazz, de pop y hasta de hip hop en mi música. La gente debe entender que si alguien puede hacer toda esta música y hacerla bien, yo puedo tener permiso para hacerla.

 -¿Y con respecto a Addiction?

-"Es un álbum muy oscuro, de canciones que hablan de drogas y esas cosas. Un disco muy triste, pero yo quería hacer un disco realmente pesado. Creo que a todo el que le gusta la parte rock de Glenn Hughes se sentirá satisfecho con él. 

-¿Qué temas preparaste para tus shows en nuestro país y quienes componen tu banda?

-El show será una celebración de la música de Glenn Hughes. Voy a ir hacia atrás en el tiempo y voy a hacer temas de Deep Purple, de Hughes-Trall, un grupo que hice en el ´82 Pat Thrall, y hasta de Trapeze, mi primer banda. El grupo con el que hago esta gira está compuesto por George Nastos en guitarra, que tocó en el álbum "Feel", Gary Ferguson en batería, que también tocó en "Feel" así como en Hughes-Thrall y con Gary Moore y Frankie Crawford en teclados, quien tocaba con Aretha Franklin.

¿Cómo componés tus temas? ¿sobre qué instrumentos lo hacés?

-Puede ser sobre el bajo, la guitarra o el piano. Si escribo una balada lo hago sobre el teclado y si escribo rock lo hago sobre guitarra o con el bajo. Cuando estoy de gira llevo conmigo un pequeño grabador de bolsillo y compongo con la voz, desde mi cabeza.

-En tu álbum "From now on" del 94, no tocaste el bajo sino que solamente cantaste, pero ahora sí lo hacés ¿Por qué?

-Me dí cuenta que nadie puede tocar el bajo como yo quiero en mis temas. El bajista que grabó en aquél album, John Leven, aunque tocaba extremadamente bien, copiaba lo que yo tocaba y no tenía el mismo feel....

-¿Cuál es tu equipamiento actual?

Antes usaba un Fender pero ahora uso un bajo ESP de 5 cuerdas tipo Jazz Bass diseñado por mí llamado "The funkmeister y un equipo Ampeg SVT, si compresiones o efectos. Como mi mano derecha es muy agresiva y mi izquierda es muy melódica en las notas que toca, hago mucho vibrato y también estiro las cuerdas, entonces me gusta tener control sobre las dinámicas.

-¿Grabás en directo o con equipo?

-Cincuenta y cincuenta... grabo directo a la mesa como con el amplificador.

¿Desde cuando cambiaste las cuatro cuerdas por las cinco?

-Creo que fue en el ´88 luego de Black Sabbath. Siempre le digo a la gente que las notas que uno no toca son las más importantes y creo que al tener un Si grave, recibís al tocarlo esa vibración tan sensual en tu pecho.

-¿Cómo sigue tu gira?

-Tony Iommi me llamó para que cantase en tres temas de su álbum, que luego se llamó "Seventh Star" ya que Robert Plant también iba a participar de el, además de otra gente. Así que me fui al estudio, grabe un par de temas, luego un par más y la compañía sugirió que le pusieran al álbum el nombre de Black Sabbath en vez de disco solista de Iommi, que es lo que en realidad iba a ser. Así que hice cuatro shows con ellos y eso fue todo.

-¿Recordás cómo te uniste a Deep Purple?

-Yo estaba tocando con Trapeze junto a Mel Galley en guitarra (luego de Whitesnake) y a Dave Holland en batería (posteriormente miembro de Judas Priest.) Un día vino a mi casa Jon Lord diciéndome que Ian Gillan y Roger Glover se habían ido del grupo y me ofreció tanto dinero que me fue imposible decir que no, pero luego me di cuenta de que me asocié a la banda por las razones equivocadas. En Deep Purple gané tanto pero tanto dinero, que llegué a pensar que era invencible. Luego cuando Ritchie Blackmore se fue de la banda, creo que lo mejor hubiera sido disolver purple, pero el dinero hizo que siguiéramos. En realidad, nunca estuve feliz en Deep Purple ya que tenía que cantar detrás de David Coverdale, aunque en la práctica funcionaba muy bien.

-Y en lo musical, ¿cómo se comparan sus influencias con las tuyas?

-Yo respeto a la gente de Deep Purple mucho, y ellos pueden hacer la música de Deep Purple muy bien pero en realidad no pueden hacer otra cosa. Yo creo que a mis fans les gusta cuando hago heavy funk o baladas. Yo estuve siempre muy influenciado por la música negra. Lo pueden escuchar en "Veni y probá la banda", el último disco que hice con Purple, así que creo que mis fans en Argentina entienden que la música de Glenn Hughes tiene mucho sentimiento y movimiento en ella.

 

Volver a pagina principal