VOLVER ATRAS

Momentos salientes de las grabaciones del grupo durante los años 90s.

En los 80 vimos a Deep Purple retomar el camino grupal con la formación clásica de Ian Gillan en voz, Ritchie Blackmore en guitarra, Roger Glover en bajo, Ian Paice en batería y Jon Lord en teclados para la grabación de los álbumes “Perfect Strangers”, editado en  1984, y “The House of Blue Light” publicado en 1987.  Después de estos discos y de las exitosas giras que los sucedieron, surgieron algunos de los viejos fantasmas internos y el cantante Ian Gillan decidió salir de nuevo del grupo para continuar con otros proyectos musicales en 1989. Como en tantas otras ocasiones, la banda decidió seguir adelante y para ello contrataron a Joe Lynn Turner un cantante nacido en Hackenstack, New Jersey, Estados Unidos, el 2 de agosto de 1951, quien había sido integrante del grupo Fandango y también del Rainbow de Ritchie Blackmore, además de ser un exitoso vocalista de sesión y de haber cantando en la banda del guitarrista Ingwie Malsteem.

Con Turner a bordo, Purple firma contrato con el sello BMG y graba un nuevo álbum llamado “Slaves & Masters”, que es registrado en los primeros meses de 1990 en Florida y New York y producido principalmente por el bajista Roger Glover. El tema elegido como corte de difusión es “King of Dreams”.-  El estado de Florida, donde se había grabado buena parte del nuevo larga duración, es el lugar elegido para dar el puntapié inicial de la gira de presentación, en diciembre de 1990. Al año siguiente saldría el single del tema “Love conquers all” que llega al puesto 57 en el chart de Gran Bretaña. 

A pesar de la buenas críticas de “Slaves & Masters”, existen presiones para reunir a la formación clásica del grupo y al promediar 1991 resulta obvio que los días de Turner en Purple están contados. A principios del 92, no sin ciertas dudas, Ian Gillan retorna a la banda pero declara. “Yo veo a Purple como una ex esposa de la que me he casado y separado en dos ocasiones.  Había decidido nunca volver a casarme con ella”.  Pero la fuerza centrípeta de Purple es demasiado grande como para ignorarla y con Gillan de nuevo en el barco, la banda graba un nuevo larga duración “The Battle Rages On”, que aparece en 1993.  El tema que le da título al álbum, “La batalla continúa” con su febril intensidad, parecía resumirlo el espíritu de la banda en una letra que sonaba como una declaración de principios:“Muchas palabras han sido dichas / pero las palabras no son suficientes como para mantener los cañones a raya / algunos viven con temor, otros no / algunos apuestan todo a quién disparará el último tiro /el camino a la gloria está teñido de rojo / y aunque ahora la razón haya desaparecido / la batalla continúa”. 

Si por un lado sería ingenuo pedirle originalidad al Purple de los 90s, había que admitir que nadie imitaba los riffs característicos del grupo mejor que el propio Purple. Los encontramos en una arista funky en “Lick It Up” e incitando al cabeceo característico de sus fans con un tema centrado en el rhythm and blues como “Ramshackle Man” con grandes pasajes del órgano de Lord. Entre nuestros favoritos también está “Time to kill” con otra caliente performance de Blackmore.- 

El siempre inestable balance interno de Deep Purple se iba a alterar una vez más con la nueva partida del guitarrista Ritchie Blackmore. Tras un breve pasaje de Joe Satriani que no dejó grabaciones en estudio, Purple organizó sus filas en 1995 con la incorporación de Steve Morse, ex guitarrista de los grupos Kansas y Dixie Dregs. De esta forma la banda se fue otra vez a Florida para grabar el larga duración “Purpendicular” entre febrero y octubre de 1995. 

El arribo de un guitarrista como Morse, de una escuela que mezclaba los sonidos progresivos, el rock sureño y el jazz en su formación obviamente tenía que alterar el sonido de la banda y “Purpendicular” mostraba un lado nuevo de Purple, más melodioso y más aventurado, menos apoyado en los clisés que habían cimentado su historia. Esto se nota desde el tema que abre el disco, “Vavoom: Ted the Mechanic”, un homenaje a un hombre común, de los tantos que seguramente adoran a Purple a lo largo y ancho del planeta, un personaje de bar al que la vida ha sacudido un poco pero que no pierde la fe ni las ganas de seguir dandole para adelante.

El lado melódico de la banda, que tan bien sabe llevar la voz de Gillan, tiene su expresión en “Loosen my strings” (Aflojando mis cuerdas) que le hace honor al título, ya que es un tema que habla de soltar ataduras, de tomarse la vida con un poco más de relax. Una notable interacción de Morse y Glover. Otro de los grandes momentos del disco es “Sometimes I feel like screaming” (A veces tengo ganas de gritar), que alterna pasajes baladísticos con crescendos muy bien logrados y que muestra el costado más lírico de la guitarra de Morse y una auténtica tour de force vocal de Ian Gillan.

La buena recepción de “Purpendicular” y la renovada energía de la banda serían confirmadas por las sucesivas giras exitosas por Inglaterra, Estados Unidos y Sudamérica, momento en que Purple visitó Buenos Aires para tres conciertos a sala llena en el estadio de Obras Sanitarias, entre el 1° y el 3 de marzo de 1997.

Durante buena parte del 97 y 98, Deep Purple va de gira por todo el mundo, actuando en lugares prestigiosos como The House of Blues, de Chicago, en diciembre del 97, mientras que el año siguiente los iba a ver en escenarios de América Central, Turquía, Italia, Austria, Hungría, Francia y España.  Mientras tanto, la banda había recalado una vez en su nuevo cuartel general de grabación, los Greg Rike Studios, de Latamonte Springs, Orlando, para grabar un nuevo larga duración que vería la luz en agosto de 1998 bajo el título de “Abandon”, álbum que habrían de promocionar con una gira por los Estados Unidos junto a los reformados Emerson Lake & Palmer.

 “Abandon” muestra a Steve Morse ya bien asentado dentro de la banda, que suena más rockera y más dura que en “Purpendicular” pero esto no le impide abrirse a nuevos desafíos musicales.  

  “Bananas” es el último album de estudio aparecido en 2003, donde hace su debut discográfico con el grupo el nuevo tecladista Don Airey. El reemplazante de Jon Lord que tocó en el pasado con Rainbow, Hammer, Ozzy Osbourne y Jethro Tull. Don Airey junto con Steve Morse, en su consolidado puesto en la guitarra, son las dos nuevas figuras que componen junto con los originales miembros restantes, este DEEP PURPLE version 2004, renovado en su música y en su imagen como banda, que aun siguen de gira por todo el mundo.

Por Alfredo Rosso.

Volver a pagina principal